El objectivo es fomentar la autoocupación entre las personas vulnerables que no disponen de los recursos necesarios para iniciar un proyecto

El Punto de Autoocupación Incorpora Lleida ha facilitado la creación de 50 microempresas a emprendedores en situación de vulnerabilidad en Lleida
 
  • Se ha potenciado la autoocupación de los usuarios del programa Incorpora de ”la Caixa”, facilitándoles, des del Punto de Autoocupación de Lleida gestionado por ASPID, acompañamiento y apoyo para emprender su proyecto.  
  • Los sectores de servicios e industria son los más atractivos para los emprendedores. El 70% de los usuarios que deciden emprender en el marco de este programa son mayores de 35 años.  
El fomento de la emprendeduría entre los usuarios/ias de Incorpora, el programa de inclusión sociolaboral de la Obra Social ”la Caixa”, ha dado como resultado la creación de 50 microempresas en Lleida dos años después de haberse puesto en marcha. El dato se ha presentado en un encuentro con medios esta mañana a uno de estos nuevos negocios: Más que moda.

Gracias a esta línea de autoempleo, personas en riesgo de exclusión social que tienen ideas de negocio están participando en una nueva forma de integrarse en el mercado laboral, con la cual pueden hacer aumentar sus posibilidades de superar la situación de vulnerabilidad. Incorpora diseña itinerarios personalizados y facilita formación y acompañamiento porque puedan desarrollar su proyecto.

En total, desde enero del 2016, el Punto de Autoempleo Incorpora en Lleida, gestionado por ASPID, ha atendido 315 personas que se han interesado para aprovechar esta oportunidad, la cual ha propiciado la creación de empresas en ámbitos como el comercio, la hostelería, la docencia, la artesanía y la construcción.

En cuanto al perfil de las personas emprendedoras, un 43,6% son mujeres y un 56,4% son hombres. También hay algunas distinciones por edad. El 70% de las personas atendidas son mayores de 35 años. "Muchas de las personas que tenemos emprenden por necesidad, tienen una edad que no tiene el perfil que buscan las empresas y no encuentran trabajo por cuenta ajena, aunque se presentan a muchas entrevistas de trabajo. El perfil de mujer con hijos con una necesidad de conciliación familiar es un claro ejemplo de esto. Por lo tanto, la única opción que se los queda es montar su propio negocio", explica Thais Ordóñez, técnica del Punto de Autoempleo de Lleida, figura clave para el éxito de esta iniciativa.

Una de las emprendedoras que ha explicado su experiencia hoy en rueda de prensa ha sido Antonia Molina, quien ha puesto en marcha La Tata Dolça y apunta: “Lo más complicado antes de abrir fue la burocracia y ahora lo más difícil es darme a conocer pero nada es imposible y me despierto cada mañana con la ilusión del primer día".

La tarea de las técnicas de autoempleo es proporcionar asesoramiento y formación adaptada en cada fase del proyecto a través de la elaboración del plan de empresa, la vinculación con agentes del territorio que apoyan a los emprendedores/se, el análisis de necesidades y riesgos y de la viabilidad de la empresa, y la investigación de financiación y ayudas o de un local adecuado. Para favorecer la consolidación del propio negocio, las técnicas ofrecen apoyo también durante la actividad empresarial, haciendo un seguimiento personalizado.

"Tenía muchas ganas de abrir mi propio negocio y dedicarme a la venta de moda, dedicada a las tallas grandes, como hacía mi madre hace unos años, pero siempre pensé que mi proyecto no saldría adelante porque soy joven. Suerte tuve de la ayuda y el apoyo de mi técnica de autoempleo que en todo momento vio mi proyecto con mucho futuro, y me animó y fue positiva, a menudo mucho más que yo”, dice Eric Gamez, emprendedor de Més que moda, negocio abierto este 2018.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies