La entidad inicia una campaña de sensibilización entre los estudiantes de la ESO y de ciclos formativos de la comarca 

ASPID ha puesto en marcha el proyecto “En el Alt Urgell ¡ponemos freno!”, un programa de prevención de la accidentalidad en el tráfico dirigido a los jóvenes de 15 a 18 años estudiantes de ESO o ciclos formativos de la comarca del Alt Urgell. La propuesta tiene como objetivo sensibilizar los jóvenes con el fin de que desarrollen comportamientos responsables, adopten actitudes de prudencia y tomen las medidas de seguridad necesarias al conducir un vehículo de motor y al practicar actividades deportivas o de ocio que comporten un riesgo.

El proyecto se desarrolla con colaboración con los Institutos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o de ciclos formativos de la comarca del Alt Urgell, donde diferentes colaboradores o testigos de ASPID llevarán a cabo las sesiones de sensibilización. Es la primera vez que la entidad desarrolla este tipo de proyecto y no está previsto que se lleve a cabo en otras comarcas.

Las primeras charlas tendrán lugar el 29 de abril, al Instituto La Salle y a la Unidad de Escolarización Compartida y al Programa de Formación e Inserción, y el 2 de mayo, al Instituto La Valira. En estas sesiones, testigos de ASPID, todos ellos usuarios que han sufrido en primera persona un accidente de tráfico con graves secuelas, darán testigo de su experiencia personal, a la hora que expondrán cuáles son las principales causas de accidentalidad y como se pueden evitar. Todo esto, con una aportación de datos y estudios que dan el suficiente rigor a los aspectos abordados.

En programas similares al que propone ASPID, se ha demostrado que, tres meses después de la sesión, el 93% de los alumnos recuerda mucho o fuerza los relatos de los monitores; el 86%, considera que las charlas influyen de manera positiva en la prevención de las conductas de riesgo, y el 48%, manifiestan que después de la charla han tenido cambios en su conducta relacionada con el tráfico.

Según datos de la Generalitat de Cataluña, en 2017 se produjeron un total de 220 accidentes mortales y/o graves, en los cuales 248 personas perdieron la vida y 1.742 resultaron heridas de gravedad. En la comarca del Alt Urgell, hubo en este periodo 112 accidentes con un resultado de 3 muertos y 16 heridos graves.

ASPID, además de trabajar para favorecer la calidad de vida de las personas, especialmente aquellas con discapacidad y/o en situación de vulnerabilidad, cree que la sensibilización y la educación es una herramienta básica para conseguir transformaciones sociales reales y a largo plazo que permite avanzar hacia una verdadera sociedad de valores y cohesionada. El desarrollo de acciones de sensibilización y de educación en valores con impacto a los más jóvenes permite conseguir cambios importantes y duraderos en nuestra sociedad.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies