Manu Heras reivindica un turismo para todos en su paso por Lleida
El joven aventurero finaliza hoy en Alcarràs el camino de Santiago catalán en silla de ruedas

Manu Heras, estudiando de turismo y aventurero —ha viajado por medio mundo—, finaliza hoy en Alcarràs el camino de Santiago catalán, en un viaje de más de tres semanas planteado como reto personal y, sobre todo, como una acción reivindicativa que quiere posar en evidencia que muchos de los tramos del camino no están adaptados para gente con discapacidad. En este sentido, Heras pide que se habiliten “caminos naturales accesibles para todo el mundo, porque aquí en Cataluña encuentro que este tema no avanza”. El peculiar “peregrino” pide que las Administraciones se impliquen y trabajen realmente en “un turismo para todo el mundo”, más allá de “las típicas pasarelas de 500 o 600 metros para cubrir el expediente”. El viaje considera que estas actuaciones son insuficientes y que habría que ampliarlas, “y más ahora que con el tema de los confinamientos la gente busca y necesita natura”.

En el caso concreto del camino de San Jaime, y después de evaluar la accesibilidad de las diferentes secciones de la ruta, pide que sean accesibles más tramos, mantenimiento los que ya lo son, y desde una perspectiva más amplia aboga para “involucrar las Administraciones porque crean y trabajen realmente en el turismo para todo el mundo”.

Respecto al tramo leridano, Heras considera que está algo mejor que el resto, con una buena señalización, a pesar de que reitera que “como mínimo, cada municipio tendría que habilitar un tramo adaptado, ni que fuera porque la gente con algún problema de movilidad pudiera dar un paseo”.

Refiriéndose a la filosofía del viaje, el expedicionario también quiere dejar claro que “se pueden superar los impedimentos sociales que las propias personas nos marcamos en la hora de hacer cosas, demostrando que esto es erróneo, que son prejuicios y que en realidad teniendo muchas capacidades”, añadiendo que “en mi caso concreto quiero demostrar que haciendo el camino en solitario tengo la capacidad de hacerlo”.

El joven estudiando ha viajado desde Puerto de la Selva en Alcarràs, en un periplo de más de 300 kilómetros y más de tres semanas de duración en los cuales “he tenido que circular por caminos de tierra, carreteras, campos agrícolas, bosques, durmiendo al raso y aguantando algún que otra tromba de agua”.

Bibiana Bendicho, presidenta de Aspid, coincide en la reivindicación que “todas las personas, tengan la capacidad que tengan, tienen derecho a viajar y moverse por todas partes, un objetivo compartido por la entidad leridana ASPID, que también promueve la creación de rutas accesibles en diferentes lugares naturales de toda la demarcación leridana”.

Manu Heras pertenece a la Asociación MIFAS y va en silla de ruedas desde hace 23 años, a partir de una lesión medular completa provocada por un accidente de tráfico. Manu es un viajero consumado que ha recorrido medio mundo (ha visitado buena parte de Europa, Australia y América), “demostrando y posando en valor las capacidades de las personas con discapacidad”, según él mismo.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración