Niños y jóvenes del servicio el Gínjol, de excursión a la Noguera
La salida está destinada a potenciar el ocio y la convivencia entre las familias participantes

Un total de 25 personas -niños y jóvenes usuarios del Servicio de Intervención Socioeducativa Municipal El Gínjol, acompañados de familiares) han hecho hoy una salida lúdica en Sant Llorenç de Montgai, en la comarca de la Noguera, dentro del programa de actividades que organiza este servicio durante los meses estivales. La iniciativa está destinada a potenciar el ocio familiar y la convivencia entre los miembros de las familias, así como entre las familias que forman parte de este servicio de intervención socioeducativo, gestionado por ASPID.

Los niños y jóvenes de entre 8 a 12 años, los acompañantes y los técnicos de ASPID han desplazado a Sant Llorenç de Montgai utilizando el servicio de Ferrocarriles de la Generalitat y han visitado el pueblo, además de hacer una excursión al alrededor del lago y comida en la misma población.

Facilitar la mejora personal de niños en situación de vulnerabilidad

El Servicio de Intervención Socioeducativa Municipal El Gínjol lleva a cabo a lo largo del año, junto con el grupo de padres de niños y jóvenes que forman parte, un programa de preservación familiar destinado a establecer y fortalecer los vínculos afectivos dentro del núcleo, además de abastecer a los hijos de un entorno estructurado que les aporte orientación y supervisión (valores, normas, límites), y de estimular el aprendizaje de niños y adolescentes, dentro y fuera de la escuela, para fomentar el desarrollo de sus capacidades.

El servicio desarrolla una intervención socioeducativa en la comunidad, con el objetivo de acompañar en los procesos de desarrollo personal a los niños, los jóvenes y sus familias, especialmente aquellos que se encuentran en situación de vulnerabilidad. "Ofrecemos espacios que favorecen la educación, la adquisición de valores y el desarrollo de las competencias personales, a partir de una intervención orientada hacia el desarrollo de las propias potencialidades y desde un marco preventivo y promocionador", explica Maite López , directora del servicio.

El Gínjol es un servicio diurno preventivo, que depende de la Concejalía de las Políticas para los Derechos Sociales. El programa apoya, estimula la estructuración y el desarrollo de la personalidad, la socialización, la adquisición de aprendizajes básicos y el ocio, y compensa las deficiencias socioeducativas de los niños en situación de riesgo. La atención a los niños jóvenes y familias se hace mediante el trabajo individualizado y grupal, la familia, el trabajo en red y la comunidad.
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies