"No se pueden permitir las amenazas ni se puede jugar con los derechos de las familias. El derecho a la energía está reconocido claramente en la ley 24/2015 y este es nuestro marco normativo y debe ser respetado por todos y más aún cuando Endesa ha tenido unos beneficios netos de 1.500 millones de euros anuales (tanto en 2017 como en el 2018). La ley es muy clara y en ninguna familia vulnerable se le puede cortar un suministro que es básico para tener una vida digna" ha asegurado Martí Batllori, coordinador del grupo de trabajo del derecho a la vivienda y en la energía de la Tabla.

La Mesa del Tercer Sector valora positivamente que se haya acordado una respuesta conjunta y coordinada, pero insta al Gobierno a "ejercer un liderazgo fuerte y contundente" para dar respuesta a la pobreza energética, un fenómeno que no para de crecer en Cataluña.

Barcelona, ​​2 de septiembre de 2019.- La Mesa de entidades del Tercer Sector Social de Cataluña rechaza la amenaza de la compañía Endesa de cortar el suministro eléctrico a miles de familias en situación de vulnerabilidad. "No se pueden permitir las amenazas ni se puede jugar con los derechos de las familias. El derecho a la energía está reconocido claramente en la ley 24/2015 y este es nuestro marco normativo y debe ser respetado por todos y más aún cuando Endesa ha tenido unos beneficios netos de 1.500 millones de euros anuales (tanto en 2017 como en el 2018). La ley es muy clara y ninguna familia vulnerable se le puede cortar un suministro que es básico para tener una vida digna "ha asegurado Martí Batllori, coordinador del grupo de trabajo del derecho a la vivienda ya la energía de la Mesa del Tercer sector Social, que hoy ha participado en la reunión convocada por el consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani.

La Mesa del Tercer Sector Social valora positivamente que se haya acordado una respuesta conjunta y coordinada entre la Generalidad de Cataluña, las diputaciones y las entidades municipalistas, pero insta al Gobierno a "ejercer un liderazgo fuerte y contundente" para dar respuesta a miles de hogares en situación de vulnerabilidad energética.

En este sentido, la Mesa reclama una "respuesta de país" para la pobreza energética, un fenómeno que no para de crecer en Cataluña. Casi un 9% de los catalanes (8,8%) afirma que no puede mantener su casa a una temperatura adecuada, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del IDESCAT, publicada este mes de junio a partir de datos de 2018. la pobreza energética afecta especialmente a los hogares monoparentales, un 80% de las cuales están encabezadas por mujeres que solas se hacen cargo del cuidado de sus hijos / as; en los hogares con ingresos bajos y en las que viven de alquiler.

 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies