El programa conjunto del Consejo Comarcal de las Garrigues con la Asociación de Paraplègics y Discapacitados Físicos de Lleida (ASPID) para #promover la integración laboral a la comarca ha atendido 33 personas en riesgo de exclusión sociolaboral y/o con discapacitado el 2017. Del total de personas atendidas, 5 han encontrado trabajo. La totalidad de las contrataciones fueron a personas con discapacitado. Los profesionales de ASPID han tenido 68 contactos con empresas de la comarca en 2017 para facilitar la integración laboral de estas personas.

A partir de finales del 2017, la iniciativa del Consejo Comarcal de las Garrigues con ASPID se divide en dos programas, el programa de orientación y acompañamiento a la inserción, para personas en situación de paro y demandantes de ocupación que son derivadas del Servicio de Ocupación de Cataluña, y el programa Incorpora de “La Caixa” para personas en riesgo de exclusión social, que se ha prestado a lo largo de todo el año 2017.

En el caso de personas atendidas al servicio de las Garrigues durante el año 2017, el colectivo de discapacitado ha representado un 76% respecto al colectivo en riesgo de exclusión de las personas atendidas a la comarca, y concretamente el 80% con discapacidad física. Del total de 33 personas atendidas, 25 fueron personas con discapacitado y 8 personas en riesgo de exclusión. El perfil mediano del usuario fue hombre y mujer, mayoritariamente mayor de 46 años, con estudios secundarios y/o formación profesional.

El programa atiende a personas con riesgo de exclusión sociolaboral: mujeres, jóvenes, inmigrantes, mayores de 45 años y personas con discapacitado. Las principales dificultades a vencer de estos grupos son la baja calificación profesional, la disminución del nivel de autoestima y la motivación, la escasa experiencia laboral y el bajo nivel formativo. Por este motivo, los profesionales de ASPID trabajan en el apoderamiento de las personas, la formación en nuevas tecnologías y competencias transversales, entre otras.

Algunas de las dificultades más significativas de los demandantes de ocupación son que tienen a su cargo persones a quién cuidar, descendentes o ascendientes, que limitan su disponibilidad horaria para trabajar. Otro factor negativo es su carencia de carné de conducir o vehículo, hecho que también dificulta ampliar la investigación de trabajo a otras poblaciones, puesto que la red de transporte público a la comarca es deficitaria.

En cuanto a las inserciones, continúa la tendencia a la contratación temporal de los últimos años, con un 60% de los contratos de entre 0 y 6 meses de duración. El año 2017 no se formalizó ninguna contratación indefinida, sin embargo, un 40% fueron contratos para el fomento de la ocupación de un año. La totalidad de las contrataciones fueron a personas con discapacitado, de estas el 80% con discapacidad física.

En la comarca la mayoría de empresas son pequeñas, con un predominio claro del sector agroalimentario, aún así, las 5 inserciones que se han conseguido han sido al sector servicios.

El conocimiento de la configuración comarcal,en relación a su tejido empresarial y socioeconómico y trabajo en red con las diferentes entidades y recursos de la comarca de los últimos 10 años, es un factor facilitador para conseguir una tarea de orientación e intermediación laboral, basada en las características y particularidades de las Garrigues.

Durante la presentación de la Memoria de actividades 2017, que ha tenido lugar esta mañana al Consejo Comarcal de las Garrigues, el presidente del Consejo, Antoni Villas, ha agradecido "el trabajo que ASPID hace años que ofrece para la integración laboral en las Garrigues, gracias al convenio que tiene con el Consejo Comarcal"."Se trata de un servicio que este año se amplía para llegar además gente y que sabemos que será muy bueno para la comarca", ha añadido Villas.

Por su parte, la presidenta de ASPID, Bibiana Bendicho, ha dado las gracias al Consejo Comarcal "por la cesión de los espacios para poder dar el servicio a la comarca". Bendicho ha explicado que por este 2018, con los dos servicios en marcha ya desde noviembre de 2017, "esperamos aumentar el número de personas atendidas y poder superar los datos de inserción, con el objetivo de lograr el 30%".

La directora del área de Integración Laboral de ASPID, Lidia Méndez, ha destacado que la metodología que utilizan y que mejor los funciona por este tipo de colectivos es el ocupabilitat por competencias centrada en la persona, "para posicionar el mejor posible a la persona ante una ocupación, pero teniendo en cuenta tanto sus factores personales como los estructurales que lo rodean, con itinerarios individualizados acompañados de formación grupal". Méndez ha explicado también que "se trabaja el itinerario en relación a la ocupación y a la formación técnica que necesita cada persona, pero también trabajan las competencias transversales que tendrá que poner en juego al puesto de trabajo".

Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies