Inicio de la campaña Cuentacuentos de ASPID a las escuelas de Lleida
Se quiere fomentar la participación de las personas con dsicapacitat física a la sociedad, que los pequeños pasen un buen rato y que adquieren actitudes positivas

ASPID ha puesto en marcha este lunes en la Escuela de Balàfia una nueva edición del proyecto Cuentacuentos, actividad que se enmarca dentro del programa de desarrollo personal y social de ASPID y que tiene el objetivo de favorecer la integración social y la participación activa en el ámbito ciudadano de sus usuarios mediante la narración de cuentos. La actividad ha ido a cargo de personas con discapacidad física, y ha consistido al explicar un cuento inclusivo a unos veinte niños y niñas de Primero de Primaria, planteando la narración como una herramienta de intercambio y de socialización entre los más pequeños que va más allá de entretener. La iniciativa pretende estimular la imaginación y el trabajo en valores como herramienta pedagógica educativa.

En la sesión han participado 7 personas con discapacidad, acompañadas de una integradora social, que han desarrollado el cuento "4 esquinas de nada", una historia que habla de la amistad, la diferencia y la exclusión.

Esta edición del proyecto Cuentacuentos se desarrollará, en colaboración estrecha con el Departamento de Educación, a 19 escuelas de Lleida, de forma que en el decurso del año 2023 se prevé llegar a unos 450 niños de Primaria.

Jasmina Almacellas, integradora social dASPID, considera que esta iniciativa es muy interesante porque “empezamos a inculcar a los niños valores positivos como son el respeto, la diversidad y la inclusión”. Estos valores, reflejados en el propio cuento, se complementan durante la sesión con una explicación posterior sobre el que son las barreras arquitectónicas y el problema que suponen para el colectivo de personas con discapacidad, a la vez que se muestra a los pequeños con ejemplos prácticos (fotografías) todas las “capacidades” que tienen estas personas, como son esquiar, ir en bicicleta, viajar en autobús, bañarse en el mar, etc.

David Curcó, jefe de estudios de la Escuela de Balàfia-*Pinyana, cruz de su banda que estas sesiones son importantes para los niños y niñas porque “pueden familiarizarse con una realidad diferente a la que conocen” y empiezan a concienciarse sobre la necesidad de respetar y facilitar la integración de este colectivo.

El proyecto se desarrolla en dos fases. La primera, llevada a cabo a lo largo del primer trimestre (de septiembre a diciembre), ha hecho la investigación, la preparación y el ensayo del cuento escogido. Los usuarios han decidido qué cambios había que hacer a la historia y, una vez elaborada el texto, se han elaborado el material y la escenografía adecuadas y se han hecho los ensayos. En la segunda fase, que se desarrolla en el segundo y tercer trimestre del año (de enero a junio), se van visitas en las escuelas (una acción cada semana) para desarrollar, en horario lectivo, la actividad en cuestión.

En cuanto a los niños, se pretende que pasen un buen rato por medio de los cuentos, promoviendo el reconocimiento de las capacidades, los méritos y las habilidades de las personas con discapacidad y de sus aportaciones a la sociedad, y fomentar actitudes receptivas y positivas, respecto a las personas con diversidad funcional y promover la inclusión.

El proyecto de ASPID recibe el apoyo de la Fundación Once.

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración Acepto