La Mesa del Tercer Sector condena la LGTBIfobia y reivindica la libertad y los derechos del colectivo LGTBIQ+ en todos los ámbitos
Las entidades sociales se suman a la manifestación de hoy ‘Contra la violencia LGTBIfóbica: Tolerancia cero’, convocada por la Plataforma LGTBICat y Pride Barcelona.
● Considera que los últimos episodios de agresiones y el asesinato de Samuel son “intolerables” y de ”extrema gravedad” y no tienen cabida en nuestra sociedad.
● Se muestra muy preocupada porque el auge de los discursos de odio ha implicado un aumento de las agresiones y pide actuar de manera colectiva. Durante este 2020, ya son 80 las víctimas de LGTBIfobia en Cataluña.
● Recuerda que la violencia LGTBIfóbica es un delito de odio reconocido en el Código Penal. “La ley tiene que ser implacable y este tipo de violencia no puede quedar impune”.
● Reclama incrementar las políticas públicas que protejan las personas LGTBIQ+ y que garanticen la igualdad efectiva entre todas las personas con independencia de su expresión de género, identidad y/u orientación sexual.
Barcelona, 21 de julio de 2021.- La Tabla del Tercer Sector Social de Cataluña, que aglutina 35 federaciones y grandes organizaciones que agrupan más de 3.000 entidades sociales catalanas, apoya a la manifestación unitaria de mañana ‘Contra la violencia LGTBIfobica: Tolerancia cero’, convocada por la Plataforma LGTBICat y Pride Barcelona. El tercer sector se suma a la condena por los últimos ataques LGTBIfóbicos y reivindica la libertad y los derechos del colectivo LGTBIQ+ en todos los ámbitos.
La Mesa del Tercer Sector considera que estos últimos episodios de agresiones y el asesinato de Samuel son “intolerables” y de ”extrema gravedad” y no tienen cabida en nuestra sociedad, que cuenta con un modelo de convivencia basado en el respeto, la diversidad y la tolerancia. En este sentido, se muestra muy preocupada porque el auge de los discursos de odio ha implicado un aumento de las agresiones y recuerda que la violencia hacia este colectivo es un delito de odio reconocido en el Código Penal. Por eso, reclama que la ley sea “implacable” y que este tipo de violencia “no quede impune”.
Para la Mesa, el asesinato de Samuel al grito de “maricón” evidencia una violencia originada no solo por su orientación sexual sino también por su expresión de género, es decir, la forma de vestir o actuar en el espacio público. Socialmente, se ha fijado una “norma” que establece un sistema sexo-género (heterosexual y binario hombre-mujer) que, en la práctica, se traduce en el hecho que todo aquel comportamiento o toda aquella persona que salga de esta supuesta normatividad, a menudo recibe una opresión o represalia correctiva de la sociedad porque no encaja con el que se espera y para castigar o intentar corregir esta diferencia.
Por lo tanto, toda aquella persona que tenga una expresión de género no normativa tiene un riesgo muy elevado de ser insultado o de recibir una agresión física que, incluso, puede acabar en asesinato.
La Mesa del Tercer Sector argumenta que esta violencia es estructural y cultural y que, como consecuencia, es un problema colectivo. Así pues, la LGTBIfobia es un delito de odio desencadenado por no cumplir con esta “norma” que marca como tenemos que ser y como tenemos que comportarnos, según los estereotipos establecidos de hombre-mujer y masculinidad-feminidad.
Para abordar esta problemática y dar una respuesta colectiva, la Mesa se suma a las reivindicaciones de las organizadoras de la manifestación que reclaman más protección, más apoyo administrativo y legal y más educación en la diversidad. En concreto, el tercer sector social pide aumentar las políticas públicas que condenen la violencia y protejan las personas LGTBIQ+ y también que garanticen la igualdad efectiva entre todas las personas con independencia de su expresión de género, identidad y/u orientación sexual. Por esta razón, hay que trabajar en protocolos de actuación en el espacio público y privado, en protocolos de calidad contra el bullying en las escuelas y apostar por cambios en el modelo educativo que aseguren una educación inclusiva que sitúe la diversidad en el centro.
Durante este 2020, ya son 80 las víctimas de LGTBIfobia en Cataluña, según datos del Observatorio contra la Homofobia. El año pasado se registraron 173 denuncias y en los últimos dos años se ha registrado un 40% más de agresiones. Cerca del 80% de las agresiones LGTBIfóbicas, sin embargo, no se denuncian.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración